Wengo

N°1 de la asesoría online

Blog de TANIA

Ética Espiritual-Religiosa: ¿Es pecado suicidarse, va en contra de Dios y esp...

El suicidio y sus consecuencias en el plano mental, físico y Espiritual es un tema debatido y polémico como ningún otro, en el que todos parecen tener su "versión de los hechos" de lo que pasa cuando un ser humano decide quitarse la vida, pensando usualmente  que irá a parar a un mejor lugar, con ausencia total de los problemas terrenales de los cuales es la víctima y consiguiendo así la tan anhelada paz. ¿Pero qué hay de cierto en eso? ¿qué descabellada mentalidad puede llegar a pensar que ejerciendo el dolor y el sufrimiento en otros vamos a alcanzar la paz?

A lo largo de mi trayectoria profesional no han sido pocos los pacientes y consultantes que han acudido a mí presas del pánico, llenos de angustia, hartos del mundo terrenal, con sus innumerables problemas que les llevan a pensar que quitándose la vida, todo estará solucionado y al fin podrán tener Santa Paz.

Hoy he decidido dedicar este fin de mes a hablaros sobre ello, a fin de que todos/as se den cuenta que siempre hay una salida, siempre tenemos otra alternativa, por muy difícil que en ocasiones resulte ser consciente de ella.

Hoy quiero revelaros la verdad oculta tras el acto del suicidio y detallaré a donde va a parar un Alma cuando toma esta decisión y la ejecuta.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

El suicidio y sus repercusiones Espirituales, tema polémico donde los haya, siempre ha sido algo para lo cual pocos Mortales Humanos tienen la respuesta pero en el cual todos toman parte creyéndose sabedores de la Verdad Suprema: se hacen deducciones, se plantean hipótesis y hasta en ocasiones se atreven a convencerse a sí mismos e incluso a otros, que tras dejar todo atrás con el mayor de los egoísmos, destruyendo emocionalmente a todo su entorno con tal vil decisión, irán a parar al Paraíso, estando en Santa Paz por toda la Eternidad. 

La verdadera realidad detrás del suicidio

Nada más lejos de la realidad: lo que les espera al Otro Lado es, en el mejor de los casos, un paraje desértico, una especie de "limbo" en el que deberán arrepentirse de pleno corazón de tal acto durante una incontable suma de días, mientras en ese Plano paralelo reviven una y otra vez el mismo fatídico día en el que tomaron aquella decisión: volverán a sentirse desgraciados y anulados como personas, se posicionarán en el papel de la víctima -con la consecuente energía negativa en sus Almas-, herirán a los demás con su actitud, tendrán muchísimos problemas terrenales y se sumirán en una enorme desazón incorpórea de la que no les será fácil salir; pero por si esto fuera poco, verán a todos sus seres queridos lamentando el suceso, viendo su cadáver, llorando tal hecho, destrozados porque ya nada pueden hacer por el suicida.

Mientras tanto, En El Otro Lado, el suicida  no correrá mejor fortuna que sus allegados vivos: sufrirá hasta lo indecible porque ya no solo padecerá sus problemas terrenales que tanto le angustiaban en vida y que ahora revive como si fuesen completamente reales, sino los Espirituales que por añadidura le sobrevienen por haberse convertido en asesino de su propio Ser. Y lo peor de todo no es eso, sino el hecho de que el suicida sentirá una impotencia  emocional terrible encontrándose en los mismos problemas que antes del suicidio y sin poder hacer nada para cambiarlos ni por revertir el mal creado.

¿Castigo de Dios, del Universo? ¿O una consecuencia del acto de suicidarse?

Esa es la realidad de un suicida, la cual, lejos de lo que popularmente se piensa con respecto a que se trate de un castigo de Dios por quitarnos la vida, es simple y llanamente el reflejo del Alma y mentalidad del suicida, que aquejado por la negatividad y enfermo Espiritual y emocionalmente, no consigue acceder a un Plano Superior en el que poder estar en Paz Eterna.

Por tanto no es Dios quien castiga al suicida, sino su propia conciencia, Alma y mentalidad, que solo pueden conducirle a un Plano afín a sus ideas, pensamientos y emociones. Y la triste realidad es, que un porcentaje demasiado bajo de suicidas consiguen llegar a la Contrición del Corazón y a la humildad suficiente, como para cambiar su realidad Espiritual, por lo que vagan con sus Almas incesantemente, tratando de hallar un lugar mejor, pero no lo consiguen.

 

Ahora pregúntate: ¿Es eso realmente lo que un suicida quiere hacer?

Evidentemente, la respuesta es no, pues todos los suicidas (o intentos de serlo), tienen un denominador común: a todos ellos les une entre sí la esperanza de encontrar paz al fin, de abandonar la vida terrenal para obtener la serenidad absoluta y acudir a un Plano alejado de los problemas. Pero eso no es lo que ocurre y  por tal motivo todo aquel que trata de quitarse la vida y sabe la realidad que le espera al Otro Lado, cambia de idea rápidamente en cuanto se da cuenta de lo equivocado/a que estaba.

Y esa es la esperanza del Mundo Espiritual sobre la Raza Humana: que guiados por su propio egoísmo o intereses (lo cual conduce a los Humanos inexorablemente), creen una nueva Consciencia en el planeta, disminuyendo considerablemente el número de suicidios, que actualmente crece vertiginosamente y así ir alcanzando un nivel de Consciencia Superior.

Y mientras tanto, solo cabe esperar que Los Humanos usen su inteligencia emocional para darse cuenta de lo absurdo de su meta cuando tratan de suicidarse porque, si fueras un suicida y tuvieras que permanecer en un territorio hostil, lleno de dolor, tormento y pesadumbre, reviviendo tu último y peor día por toda la Eternidad...  ​​​¿Qué sentido tendría abandonar la vida, que es el Plano en el que puedes, si quieres, Co-Crear una vida de paz y prosperidad, alejada de los problemas?

Obviamente no tiene lógica alguna cuando todas y cada una de las soluciones las hallarás sobre la faz de la Tierra y no en Tierra de Nadie, donde desventurado y limitado es el Destino que te aguarda.

-----------

Espero que este artículo ayude a muchos, a entrar en el verano 2020 llenos de positividad y Paz Eterna.

Tania, Guía Espiritual.


También te gustaria...


2021 - MyBestPro - 75 rue d'Amsterdam - 75008 Paris