Secretos de Tarot by

Artículos escritos por los tarotistas y videntes de Wengo

Boda celta: De cuento de hadas a la unión más allá de lo espiritual

Los celtas eran una comunidad de la Edad de Hierro que se ubicaron principalmente en Irlanda y se extendieron hasta Francia, Portugal y Asturias. Dejando un legado simbólico fascinante que se mantiene hasta nuestros días. Incluso en celebraciones matrimoniales.

¿Cómo se vive una boda celta?

He de decir que bajo mi opinión personal de haber estado en dos bodas celtas, lo vives como un cuento de hadas y te dejas llevar por los distintos rituales que se hacen.

Lo que simboliza la ceremonia celta, es la unión de manos y la de las dos almas. Las creencias celtas dicen que las almas se buscan y se unen para aumentar y exaltar la fortaleza. Aportar en las carencias, refuerza el apoyo incondicional del uno con el otro y con el todo.

Según la tradición celta, la unión de sebe de hacer entre la primavera y verano. Coincidiendo con las cosechas, la fertilidad, el renacimiento del Dios y la unión de la Diosa. Aunado a que hay luz, calor, los bosques se visten de verde y se da el florecimiento, pues el apego a la naturaleza es clave para esta celebración de amor para toda la vida.

 

¿Unión para siempre?
Descúbrelo

 

¿Qué elementos encontramos en una boda celta?

Nos encontramos con un círculo hecho con flores y con cuatro velas en los cuatro puntos cardinales, el cual es el templo de unión. Se entra por el Este de la mano de nuestros padrinos. El altar está orientado al norte y sobre él una vela dorada (el Sol), una plateada (la luna), una blanca (estamos presentes), un cuenco con sal y otro con agua (la tierra y el agua).

Se encienden hogueras en honor al dios Belenos para homenajear y brindar por la unión de los dioses. Los novios unen sus almas bajo la protección sagrada de los dioses.

Los novios se miran a los ojos, se toman de la mano, mientras con el lazo se les ata uniendo sus manos con un nudo. Este es en forma de infinito, no solo por el significado de eterno, sino que su origen más antiguo simboliza la unión, el sol y la luna, la igualdad entre la pareja, la unión de la energía femenina y la masculina, pero si nos remontamos a orígenes más antiguos, el nudo en forma de infinito, se empleaba en los equinoccios y los eclipses. Es decir en los momentos en que el día y la noche, el sol y la oscuridad reinaban por igual.

 

La ceremonia. El verdadero matrimonio celta

Se consagra el lugar antes de la ceremonia, si es un lugar natural o sagrado se invoca a los espíritus para que nos dejen llevar a cabo la ceremonia en tranquilidad y nos den permiso para hacerla. Los honraremos con ofrendas de flores, agua, frutas, etc.

Se toman unos minutos para dirigirse a los invitados de esta unión. Se honra cada punto cardinal formando un círculo sagrado y los novios pasan por cada uno de ellos, para que sean bendecidos y protegidos.

En la ceremonia se intercambian alianzas, la unión de manos en forma de ocho y los nudos del lazo de matrimonio, el amor verdadero no tiene principio ni fin, y no puede deshacerse Incluso si los únicos asistentes son la Diosa y el Dios, las promesas realizadas durante una unión de manos siguen vigentes durante toda la vida y pasan a la siguiente: durando eternamente, eternamente fieles, eternamente unidos en el amor.

 

En esta celebración de amor se encuentran muchos otros simbolismos, como el velo de la novia o los deseos de los invitados. ¿Quieres saber más al respecto? No dudes en contactarme para que tu boda sea completamente especial.

¿En busca de una boda original?
Contáctanos

 


También te gustaria...