Secretos de Tarot by

Artículos escritos por los tarotistas y videntes de Wengo

¿De verdad existe la magia?

 ¿Qué es la magia?


En una definición clara y objetiva, es la modificación de lo que está establecido, cambiar una situación por otra. Lograr que una situación se desarrolle como deseamos, pero debemos tener en cuenta ciertas limitaciones, dejando espacio al destino que nos rodea.

La magia es cambiar una situación energética en otra y ver que a partir de ese momento la vida cambia.
Por el momento no he pronunciado la magia blanca ni negra pues, estamos intentando entender qué es la magia en sí en el aspecto más amplio de la palabra. Aunque parezca mentira, un ejemplo muy sencillo de magia es, que si vemos a un amigo por la calle que está pasando un mal momento, si le animamos y al rato de hablar con él se encuentra algo mejor, eso es magia. Hemos sido capaces de sustituir su negatividad por ganas de salir adelante, en cierta forma hemos alterado su vida. Si en cambio, al ver a este amigo sólo le decimos "debes cambiar" sólo hemos neutralizado la energía constructiva que todos tenemos.

>>>¿Qué son los registros Akáshicos?


Quizás ahora penséis que esto no es magia, pero sigo insistiendo que sí lo es, porque todos somos capaces de hacer magia. Analiza lo que le habrás dicho a tu amigo, ¿has hablado con comprensión, con decisión, con fuerza para convencerle de que debe salir adelante y de que pude? Quizás creas ahora que, sin quererlo, has conjurado y entonces has alterado la energía, cambiando parte de esa energía negativa en positiva.

>>>¿Exiten las coincidencias? 

Tipos de magia


Colores de la magia 
Para empezar, decir que toda la magia forma parte del mismo arquetipo: la energía.

Aunque la magia adquiere el color por la intención que se da al  trabajarla, aún así me gustaría hacer unas cuantas diferencias sobre los colores:

Magia negra es la que causa dolor, para hacer el mal a personas o situaciones, sin tener en cuenta esa frase de que "el fin no justifica los medios", así es este color de magia. En esta, es en la que surge el efecto boomerang, lo negativo lanzado hacia los demás, es devuelto con efecto multiplicado, actuando a nivel físico y psíquico de lo que él mismo buscó o deseó para otras personas, pero ese efecto no termina aquí, no se centra solo en su persona sino en la familia y amigos más íntimos, que también se verán afectados por este efecto rebote. Otra observación, cuando una persona encarga a un mago un trabajo de magia negra, éste siempre pide una prenda u objeto de quien ha hecho el encargo, porque si vuelve (que volverá) el efecto de rebote no lo haga contra ellos, sino contra la persona que le ha pedido ese "trabajo".

>>>¿Cómo canalizar un pensamiento negativo?


La magia blanca, por el contrario, es aquella que se utiliza para perseguir el bien, protegernos, llegar a nuestras metas en la vida (es decir, cumplir con nuestro destino), ésta no altera el destino sólo ayuda a conseguirlo.

Aunque hay otros colores de magia (la roja, verde, rosa..) solo quiero centrarme en estas dos porque, a partir de aquí, convertiremos cualquier color de magia en blanca o negra aunque tenga en su principio otro color.

>>>Cómo tener suerte: los secretos de los colores

Trasnforma tu vida y mira tu destino
Consulta aquí

Conjuros y hechizos


Conjuros: son el arte de pronunciar un pensamiento con fuerza, vigor y con un objetivo determinado. Un conjuro es aquello que nosotros lanzamos para lograr un resultado, como cuando, por ejemplo, en voz alta decimos un deseo. Estamos conjurando sin darnos cuenta.

En el conjuro no se utiliza ningún otro elemento mas que la palabra; podemos adoptar alguna postura, hacer algún gesto, incluso encender incienso o alguna vela para crear un ambiente propicio, pero la base es siempre el lanzamiento de energía a través de la palabra. También podemos conjurar escribiendo un deseo en un papel, pero siempre debe estar en nuestra mente y pronunciarlo en voz alta, así que escribirlo no es más que un refuerzo a la energía de la palabra.

Hechizos: es una ceremonia de magia en la que, la persona que la realiza, escenifica lo que desea conseguir. La diferencia con el conjuro es que, en el hechizo estamos utilizando elementos tangibles para potenciar el efecto de la palabra.
No hay hechizo sin conjuro, pues este reúne el poder de la palabra unido a otros elementos.

>>>Hechizo de luna y de amor

Rituales (fórmulas mágicas): Estas son un preparado específico para un fin concreto, para formular necesitamos conjurar y al mismo tiempo hechizar, pero toda la fuerza está en la fórmula o el preparado. Una vela blanca será necesaria para un hechizo en la que debamos trasmitir paz a una persona, pero no es un hechizo en sí. Un combinado de velas, inciensos, objetos,... será el elemento mágico que compondrá la formula en sí. En los rituales para lograr formulas, trabajamos con inciensos, perfumes, esencias, objetos y otros elementos que se convierten en sagrados a partir de la ceremonia de invocación.

>>>El secreto que esconden las velas

Así los conjuros, los hechizos y las fórmulas mágicas son diferentes manifestaciones de la magia, o lo que es lo mismo, diferentes manipulaciones de la energía.



También te gustaria...