Secretos de Tarot by

Artículos escritos por los tarotistas y videntes de Wengo

4 acuerdos de Toltecas

Conoce los 4 acuerdos toltecas

Hace miles de años los toltecas eran considerados en México como una sociedad de hombres y mujeres de una raza muy especial, que se dedicaron a conservar el conocimiento espiritual y las prácticas de sus antepasados. Esa sabiduría ancestral es la que sus descendientes los Naguales han ido transmitiendo generación tras generación, hasta llegar a nuestra sociedad. El resumen abreviado es algo así como: «No hay razón para sufrir. La única razón por la que sufres es porque así tú lo exiges. Si observas tu vida encontrarás muchas excusas para sufrir, pero ninguna razón válida. Lo mismo es aplicable a la felicidad. La única razón por la que eres feliz es porque tú decides ser feliz. La felicidad es una elección, como también lo es el sufrimiento». Sus reglas eran fáciles  de entender,  pero yo que las intento llevar a cabo una y otra vez porque no hay que desistir ni desesperarse son un poco más difíciles:

>>>¿Dónde se encuentra la felicidad?

  Despeja tus dudas y decídete a cambiar ►
Consulta aquí

El Primer Acuerdo : Sé impecable con tus palabras

Abandona la culpa y la autocritica. Siendo impecable asumes la responsabilidad de tus acciones. Pero no te juzgues ni te disculpes por todo. Sustituye el miedo por amor y exprésalo. La impecabilidad de las palabras se puede medir por tu nivel de Amor Propio. Si te amas a ti mismo, expresarás el amor en tus relaciones con los demás y la misma relación se producirá en ellos.

>>>¿Qué son los registros Akáshicos?

El Segundo Acuerdo: No tomes nada personalmente

No te juzgues a ti mismo. La opinión que tienes de ti mismo podría no ser acertada; por eso no debes tomarte a pecho lo que te dice tu propia mente. Ignora la opinión de los demás. Hagan lo que hagan, sientan, piensen o digan los demás, no te lo tomes personalmente. Opinan conforme a su propio sistema de creencias. Por eso, cualquier cosa que piensen de TI no es de TI, si no de ellos mismos. Ámate y respétate, nunca eres responsable de las acciones de los demás; solo eres responsable de TI mismo. Si alguien no te trata con amor y respeto, que se aleje de ti es un regalo. Podrá dolerte de momento, pero tu corazón finalmente sanará.

>>>Las 12 características de la autoaceptación

El Tercer Acuerdo: No hagas suposiciones

No des nada por sentado. En una relación podemos llegar a suponer que los demás saben lo que pensamos y que no tenemos que decir lo que queremos. Suponemos que ellos nos conocen bien y harán lo que deseamos, si no lo hacen, nos sentimos heridos y pensamos: ¿Cómo habrán actuado así ? Pues no si no se lo hemos transmitido. Comunícate con los demás de la manera más clara posible, para evitar malentendidos, tristezas y disgustos. El verdadero amor es aceptar a los demás tal y como son, sin tratar de cambiarlos. Si intentas hacerlo , es que no te gustan. Es más fácil encontrar a una persona que sea como tú quieres, que tratar de transformarla.

>>>20 Consejos prácticos para comunicarse con su pareja 

El Cuarto Acuerdo: Haz siempre tu máximo esfuerzo

Estas vivo, así que toma tu vida y disfrútala. Has nacido con ese derecho, el derecho de ser feliz, de amar y de compartir tu Amor. Lo único que importa es existir, asumir el riesgo y disfrutar de tu vida. Acepta al hombre o la mujer que eres. Asume el riesgo de manifestar tu sueño, poniendo éste en práctica. Vive plenamente y manifiesta lo que eres. No necesitas la aceptación de los demás . No necesitas grandes conocimientos o conceptos filosóficos. Tienes derecho a ser tú mismo y a mostrar tu propia divinidad viviendo y amándote a ti mismo y a los demás. Haz lo máximo y actúa porque lo deseas, no porque esperes una recompensa. Cuando actúas sin esperar nada a cambio, disfrutas con cada acto y puedes llegar a recibir más recompensas de las que nunca hubieras imaginado.

>>>Co-creando amor en nuestras vidas

Si lo escrito te ha hecho reflexionar sobre tu vida como lo hizo conmigo, adelante, empieza ese cambio que yo te recomiendo es el mejor regalo que te puedo hacer.

 

Artículo escrito por : Alba María, inspirada en el libro de Miguel Ruiz

 

 


También te gustaria...