Secretos de Tarot by

Artículos escritos por los tarotistas y videntes de Wengo

Experimentar un viaje astral

Tips para hacer tu viaje astral

Soy Sergio Mejínez, me gustaría hablaros sobre un asunto misterioso y del que todos hemos oído hablar, y que nos lleva a poder adentrarnos en un mundo que es superior al estado físico de la consciencia.

Me estoy refiriendo a los Viajes Astrales o también llamada Proyección Astral, que trata de adoptar y traspasar nuestra consciencia, (nuestra atención) a otro cuerpo que es parte de nosotros aparte del físico que conocemos, y que se denomina “Cuerpo Astral”. Este cuerpo astral, no dispone de sentidos como el tacto, el oído, el gusto, etc... a los que estamos acostumbrados, sino que, al estar en una dimensión más evolucionada que la física, tiene capacidades más lucidas para percibir el entorno. Así mismo, otra diferencia importante es que el espacio ya no será un problema para nosotros, pues podremos recorrer distancias increíbles sólo con la ayuda de nuestro propio pensamiento. Permítaseme decir que incluso en estos tiempos difíciles… ¡allá en ese lado no nos encontraremos ninguna huelga de transporte!

En estos viajes, y lejos de lo que algunos aseguran, tan solo debemos temer a nuestro propio miedo, pues si en algún momento nos dejamos llevar por él, normalmente despertaremos y tendremos en ese caso, que volver a intentar vivir la experiencia. Esto significa que no hay seres ni influencias que nos puedan dañar. Únicamente podemos sufrir algún daño si hacemos un mal uso y buscamos energías negativas. Pero en prácticamente todos los casos, siempre podremos volver a nuestro estado físico habitual en cuanto lo deseemos, o cuando seamos despertados.

Sin duda, este es un tema fascinante y que aunque yo de unas pautas a seguir, realmente todo cobrará su mayor sentido siempre que consigamos realizar nuestro maravilloso Viaje Astral.

El Objetivo real de los viajes astrales, es el conocimiento supremo. Dejate guíar por nuestros expertos. ►
Consultar

Métodos para poder realizar nuestro Viaje Astral

Podemos acceder a este traspaso de conciencia a nuestro cuerpo astral de diversas maneras:

1. Hay un momento “mágico” cuando nos encontramos entre el sueño y la consciencia, en el cual, perdemos el sentido de nuestro cuerpo físico. Justo en ese instante, nos hacemos insensibles con él y cobramos lucidez con nuestra mente. Es ahí cuando debemos relajarnos por completo y visualizar que estamos un metro por encima de nuestra cama. Probablemente no se consiga al principio, pero a fuerza de practicar y practicar, lograremos que de pronto una noche nos hayamos desprendido de nuestras ataduras físicas y estemos flotando en nuestra habitación. La clave es practicar, practicar y practicar. En ese momento al que me refiero, debe uno sentirse como si fuera el elemento “Aire”, es decir, algo sutil y vaporoso capaz de flotar, expandirse y contraerse. Pero haciéndolo realmente... visualizándolo y sintiéndose como tal.

2. Otra manera de realizar el Viaje Astral, es mediante una meditación, lo cual suele ser más difícil para nosotros los occidentales. En la meditación apoyamos la mente en un pensamiento único (en este caso, en la proyección). Y de esa manera, callaremos todos nuestros pensamientos que vienen y van, lo que finalmente nos permitirá alcanzar ese estado “mágico” al que me refería en el punto anterior, y poder así proyectarnos hacia el mundo astral.

En ese mundo podremos buscar a nuestros guías espirituales para que nos indiquen nuestro camino más propicio para nuestra mejor evolución espiritual, y de la misma forma, podremos encontrar los llamados “elementales”, que son seres de ese plano un tanto anclados que no saben evolucionar hacia la luz. Repito que son inofensivos y no debemos tenerles miedo, y en caso de dudas, siempre mostrarnos seguros ante ellos pues nos obedecerán y se irán si así se lo mandamos. Podemos pensar que son como animales o mascotas que actúan tal cual nos las encontráramos en las calles.

Por lo tanto, si bien en un viaje astral podemos conocer ciudades, planetas, puntos muy alejados o cercanos a nosotros

También puede servirnos para nuestros propósitos en la vida física si bien, mi recomendación es siempre la de encontrar el lado espiritual y energético de las situaciones para acercarnos con mayor rapidez a los verdaderos objetivos de nuestras vidas y así, progresar y obtener la sabiduría.

Un fuerte abrazo, y sólo decir a todos y todas las que sufren en estos momentos, que lo que vemos y vivimos en el plano físico no lo es todo… ni mucho menos, ¡así que adelante que nunca es tarde para aprender caminos nuevos y que son muy reales!

 

  Te recomendamos:

Sueños premonitorios

¿Qué es un déjà-vu?

 

 

                                              

 

 


También te gustaria...