Secretos de Tarot by

Artículos escritos por los tarotistas y videntes de Wengo

La inteligencia emocional: el motor de la actitud

¿Tienes el control de tu inteligencia emocional?

Soy Ruth, vidente, tarotista y médium de Wengo. En esta ocasión voy a tratar un tema que a todos mis clientes os va a sonar muy familiar, ya que es parte indispensable en mis consultas.  La inteligencia emocional.

A todos vosotros, os digo que es tan importante un acontecer que esperamos así como la manera en la que estamos y sentimos hasta que este acontecer llega. De hecho, la mayoría de las veces, un simple cambio de actitud es suficiente para que los bloqueos y dificultades se disipen.

La expresión "Inteligencia Emocional" fue acuñada en 1990 por el psicólogo Peter Salovey y por John Mayer, de la Universidad de Yale de New Hampshire, para describir cualidades como la comprensión de los propios sentimientos, la compresión de los sentimientos de otras personas y "el control de la emoción de la forma que intensifique la vida".

>>>¿Cómo ejercitar nuestra inteligencia emocional?

Es de vital importancia comprender que si cuidamos nuestras emociones ellas nos cuidan a nosotros, pero requiere una reacción básica. Entender que la felicidad, el equilibrio humano es una disposición de la mente y no una condición de las circunstancias. A mis clientes siempre les subrayo que, los seres humanos, no cometemos errores, sino que tenemos puntos de mejora, por tanto, todo aquello que queramos cambiar de nuestra propia personalidad será para mejorar nuestra relación con nosotros mismos y con los demás.

>>>Mentalismo y la metafísica: herramientas para la atracción 

Es muy útil para mejorar la calidad de vida aprender a controlar ciertas emociones. No se trata de anularlas necesariamente, sino de evitarlas cuando sea innecesario o cuando perjudique alguna comunicación.

Probablemente te habrás encontrado en tu vida muchas situaciones en las cuales has reaccionado con ira, enojo u otra emoción similar, arrepintiéndote después de tus decisiones o palabras vertidas.

  Cambia de actitud y controla tus emociones ►
Consulta aquí

Vamos a poner ejemplos: Todos tenemos días melancólicos, o de “bajón”, pero entre circunstancia y disposición equilibrada está la opción y por lo tanto la consecuencia. Podemos quedarnos, enganchados al televisor, o dejando que la tristeza vaya anidando, llorando, apáticos, esta emoción poco controlada, nos va a generar malestar inmediato, ojeras, jaqueca. En cambio, si aún y estando con un bajo estado de ánimo, buscamos en (la opción), nos vestimos, vamos  a pasear, empezamos a sonreír, tratamos cariñosamente a las personas que conviven con nosotros, nos implicamos y mostramos energía para salir adelante, inmediatamente generamos un buen estado emocional, sin jaquecas ni somatizaciones.

Obviamente hace falta disciplina, una buena actitud se tiene que aportar cada día para generar lo mejor para nosotros mismos y para los demás, así conociendo la influencia decisiva de las emociones en nuestro desarrollo logramos estimular nuestro intelecto y equilibrar la vida de una manera más saludable.

>>>Las emociones y su impacto en el cuerpo

El motor de la emoción

La palabra emoción, viene del latín "motere" (moverse). Es lo que hace que nos acerquemos o nos alejemos a una determinada persona o circunstancia.

Por lo tanto, la emoción es una tendencia a actuar y se activa con frecuencia por alguna de nuestras impresiones grabadas en el cerebro, o por medio de los pensamientos cognoscitivos, lo que provoca un determinado estado fisiológico, en el cuerpo humano. La emoción es un sentimiento y sus pensamientos característicos que conllevan condiciones biológicas y psicológicas, así como una serie de inclinaciones a la actuación.

>>>Las 12 características de la autoaceptación

En los animales y en los niños hay una total continuidad entre sentimiento y acción; en los adultos se da una separación, la acción no necesariamente sigue al sentimiento.

Los mecanismos de las emociones, incluso las biológicas, pueden ser conducidos hacia el bien o hacia el mal. El temperamento es modificable por la experiencia. Ser consciente de las propias emociones es el primer paso para no dejarse arrastrar por ellas. Así pues, tomemos conciencia de que siempre estamos a tiempo de desaprender lo que no sirve y aprender de lo que sí sirve. Vamos a darnos la oportunidad de generar, mover este “motor” de una manera equilibrada entendiendo que nuestra actitud puede ser “el problema”, no la situación que nos perturba o molesta.

>>>¿Cómo lograr transformar la mente y el pensamiento? 

¡Mucho ánimo a todos, espero que me hagáis muchos deberes!

 


También te gustaria...