Secretos de Tarot by

Artículos escritos por los tarotistas y videntes de Wengo

Quiromancia como terapia

La palma de mano ha sido un tema de fascinación desde hace miles de años, es quizá la parte del cuerpo que hace que los seres humanos nos distingamos de entre las demás especies de animales, puesto que, con la anatomía de nuestro pulgar, hemos sido capaces de crear herramientas que nos han hecho tocar lugares incluso más allá del espacio.

Orígenes de la quiromancia

En ese pequeño mapa del tesoro que habita en nuestro cuerpo, podemos tener muchas respuestas acerca de cómo somos, cómo amamos, cómo pensamos… tendremos una guía gráfica que nos dirá la manera en la cual dirigimos nuestra energía, los esfuerzos que estamos haciendo para enfrentar aquello que nos ha tocado superar e incluso, la palma de la mano puede mostrarnos cómo están nuestros órganos internos, como es el caso de la medicina china, que desde el año 256 antes de nuestra era ha documentado cómo las líneas de la mano muestran el estado de salud del individuo.

El estudio de estas líneas, ha evolucionado durante casi seis mil años.  Las primeras señales documentadas acerca del estudio de las manos, nos refiere a un escrito que se encontró en un altar dedicado a Hermes Trismegisto, en Egipto. Y en muchas culturas del mundo, como la azteca, la china, la japonesa, la hindú y la inca, se estudiaba a profundidad el tema de la palma de la mano. Se dice que, incluso el emperador romano Julio César, seleccionaba a los altos cargos de sus ejércitos, a través de un análisis minucioso de las líneas de las manos de los candidatos a este puesto. 

A este arte, se le ha llamado “Quiromancia”, que proviene del griego 'quiros', palma de la mano, y de 'mancia', adivinación.

 

Las respuestas están al alcance de tu mano
Consulta ahora

 

Quiromancia como herramienta de autoexploración

Aunque se sigue teniendo la idea de que la lectura de las manos sólo se usa para decirnos cuántos matrimonios o cuántos hijos tendremos, hoy en día se ha dado un giro importante, al ver a la quiromancia como una oportunidad terapéutica, un medio de autoconocimiento para hacernos conscientes de nuestras potencialidades y observar cómo estamos desarrollándolas.

Estudios de años recientes muestran cómo las líneas de la palma de la mano sufren variaciones al paso del tiempo. Si tomaras una imagen nítida de la palma de tu mano derecha al día de hoy y la compararas con una fotografía de la misma mano pero diez años después, te percatarías querido lector de que ya no son idénticas. Y esto ocurre porque las líneas de la palma de la mano van cambiando de acuerdo a los impulsos cerebrales, y estos impulsos se traducen en pensamientos y acciones. Por ejemplo, si hacemos un trabajo interior y exterior durante años, enfocados, por ejemplo, a dominar un idioma extranjero, ese trabajo quedará plasmado en ciertas líneas de la mano.

>>> Lo que dicen tus manos sobre tu personalidad

Lo que dice tu mano izquierda y tu mano derecha

Vamos a lo práctico. Mira detenidamente tu mano izquierda. Observa con cuidado la forma de los dedos, su grosor, el tamaño y separación de tus dedos. Sigue con tu mirada cada línea que hay en la palma, desde las más evidentes hasta las más imperceptibles. No olvides mirar el color y textura de la piel de la mano.

Ahora haz lo mismo con tu mano derecha. Te darás cuenta que difiere en varios puntos en cuanto a las líneas de la mano izquierda. Pero también podrás sorprenderte de que hay líneas muy semejantes entre una mano y otra.

En la mano izquierda están plasmados los dones y las cualidades que tenemos desde que nacemos, ahí están dibujadas nuestras virtudes y nuestras carencias. Y en la mano derecha lo que veremos, son las evidencias de lo que hemos hecho a lo largo de la vida para desarrollar esas cualidades y para superar esas carencias.

Ahora busca uno o dos voluntarios entre tus familiares o seres queridos… te sorprenderás al ver que cada persona posee un “mapa”, un sello, unas líneas únicas en sus manos.

Una buena lectura de manos

Interpretar las líneas de las manos, requiere de técnica, de paciencia y de mucha intuición. Y como es mucha la información al respecto a cada dedo y área en la mano, y poco el espacio que tenemos para este artículo, solo te comentaré que una buena lectura de manos, puede hablar mucho de uno mismo, incluso de aspectos muy profundos, de situaciones que hemos reservado solo para nuestro interior, nuestros miedos, nuestros secretos, pero también nos dan la ruta para que las manos nos digan acerca de aquello que nos da alegría, nuestra vocación, nuestra manera de amar y comprometernos con los demás… en una lectura de manos no podemos escondernos de nadie, no podemos intentar aparentar lo que no somos. En las manos está plasmada nuestra esencia, lo que hacemos y lo que pensamos.

>>> ¿Cómo leer la mano?

En las manos, vas dibujando tu paso por esta vida.

La próxima vez que veas con detenimiento tus manos o las de alguien más, considera que ahí tienes un libro completo del poseedor o poseedora de esas extremidades.

Considera a la quiromancia no sólo como un arte adivinatorio, sino como un apoyo para descubrirte a ti mismo.

¿Curioso por saber lo que dicen tus manos sobre ti?
Descúbrelo ahora

 

 

 


También te gustaria...